La empresa china, Key Safety Systems (KSS), ha cerrado el acuerdo para comprar Takata Corp. en 1.6 billones de dólares.

La japonesa Takata y su unidad de los EE.UU., se declararon en quiebra en el mes de junio de este año.
Se anunció en ese momento que esa declaración era parte de la movida para vender los activos de Takata a Key Safety Systems.

La abogada Marcia Goldstein (de TK Holdings) indicó que “la documentación está totalmente negociada” y sólo resta que todos los abogados estén de acuerdo. De todas maneras, la venta de Takata debe ser aprobada por un Tribunal de Quiebras de Estados Unidos.

Takata enfrenta decenas de miles de millones de dólares en costos y pasivos como resultado de casi una década de retiros y demandas judiciales. Los infladores de sus airbags han sido vinculados a por lo menos 16 muertes y 180 heridos en todo el mundo, debido que, eventualmente, se rompen y envíam fragmentos de metal a los ocupantes del vehículo.

KSS planea tomar las operaciones viables de Takata, mientras que las otras operaciones serán reorganizadas, comunicaron las empresas.

Fuente: The New York Times (Estados Unidos)

 

La quiebra

El 16 de junio de 2017, publicamos como adelanto exclusivo de CampoCiudad.com la inminencia de la presentación a quiebra de Takata. La noticia generó un gran revuelo en el departamento.

Takata: de Japón a China, en EUA

 

Más allá de las críticas de algunos a la información, el 25 de ese mismo mes, se confirmó plenamente el dato: Takata se declaró en quiebra.

Takata se declaró en quiebra en Estados Unidos 

 

Finalmente, el 26 de junio, la filial uruguaya comunicó oficialmente la información a las autoridades departamentales y nacionales. También se comunicó la situación al personal de la empresa.

Takata San José: teleconferencia e informe al intendente