Más temprano publicamos la información respecto al asesinato de un hombre de 33 años en la capital departamental.

El hombre fue apuñalado por otro parroquiano en un bar de la ciudad, después de una discusión y posterior pelea. La herida determinó la muerte del hombre.

La policía, en base a la descripción física, contactó a un hombre que sería hermano del muerto.

Este individuo vino hasta la morgue y allí reconoció el cadáver. De acuerdo a lo que dijo, el muerto era, efectivamente, su hermano.

El mismo fue el encargado de avisar a su familia.

Pero más tarde, la policía confirmó que este testimonio no era real y que el hombre muerto era otra persona.

El fallecido es Gonzalo “El Gordo” Gutiérrez, de 33 años.