En esta mañana, la zona donde cayó la avioneta de la estancia La Rábida, es objeto de una intensa búsqueda, en procura de ubicar al copiloto chileno.

El accidente ocurrió este domingo, sobre las cinco de la tarde.

La aeronave, tripulada por su dueño y con un médico traumatólogo chileno como copiloto, despegó desde la propia estancia y cayó en las aguas del río de la Plata.

De inmediato se comunicó el siniestro al Centro Coordinador de Rescate de la Fuerza Aérea Uruguaya.

Desde el aeropuerto de Carrasco partió un helicóptero biturbina que llegó a los pocos minutos a la zona del incidente. Sobrevoló la cola de la avioneta y aterrizó en la playa.

Entrevistó a los testigos y volvió a sobrevolar la zona donde estaba la avioneta, en procura de localizar visualmente al copiloto desaparecido.

En el aeropuerto de Carrasco se alistaron para salir otros helicópteros que participaban en una demostración por el Día del Patrimonio. Pocos minutos después, despegaba un avión equipado con una cámara FLIR con rumbo a la zona del siniestro.

Esta cámara, a través de rayos infrarojos, es capaz de detectar un cuerpo, contrastando las imágenes basadas en la temperatura. Si se encontrara una persona en el agua, esta destacaría por una escala de colores, con la temperatura del agua. Este equipo permite trabajar en la noche.

Pero sobre las 21 horas, se debió suspender el vuelo de este avión por las condiciones climáticas que se desataron sobre el río de la Plata, entre Montevideo y Kiyú. El avión volvió a Carrasco.

Durante toda la noche, personal de la Prefectura Nacional Naval, junto a un varios buzos y voluntarios de ADES continuaron la búsqueda a nivel del río, sin resultados.

En esta mañana de lunes, con el clima en mejores condiciones, volvió el avión con los sensores que está patrullando a esta hora del día. Varias embarcaciones se sumaron a la búsqueda y personal de la Prefectura Nacional Naval, rastrilla la playa.

 

Hipotermia

De acuerdo a la información aportada por los especialistas, la temperatura del agua es determinante para definir las posibilidades de encontrar con vida al copiloto.
A medida que las horas pasan, esas esperanzas se van volviendo más remotas.

 

Causas del siniestro

Desde la Fuerza Aérea aun no se informó cual sería la causa de la caída de la aeronave. Este punto se determinará luego que la Comisión de Accidentes, se expida.
Es importante destacar que el piloto tiene una licencia habilitante y la aeronave está certificada y en condiciones normales de vuelo.

 

La tragedia de los Andes

El motivo que trajo al copiloto a Uruguay, fue conmemorar la tragedia de los Andes.
En 1972, un avión con deportistas y amigos partieron de Carrasco rumbo a Chile para jugar un partido de rugby. El avión cayó en la cordillera de los Andes y los pasajeros debieron afrontar una dura experiencia para lograr sobrevivir.
Todo el planeta conoce esta historia con el nombre de La Tragedia de los Andes o El Milagro de los Andes.
Desde el año siguiente, uruguayos y chilenos disputan la “Copa de la Amistad”, como homenaje a quienes perdieron la vida en el Valle de las Lágrimas, un lugar desolado de la cordillera.
El evento de este domingo, en la estancia La Rábida, estaba enmarcado en esa conmemoración.

 

Copiloto desaparecido

El hombre desaparecido se llama Fernando González Foretic. Es un reconocido médico traumatólogo chileno, de 55 años.

 

Canessa: “me siento muy mal”

Roberto Canessa, uno de los sobrevivientes de la Tragedia de los Andes, dijo anoche al diario El País que “la avioneta levantó vuelo y se cayó”.

Indicó que “estoy con los chilenos, que están muy tristes, estoy acompañándolos. Me siento muy mal”..

Canessa viajaba en el avión que cayó en los Andes y junto a Roberto Parrado, caminó por la cordillera durante once días, en muy malas condiciones, para salvarse y ayudar a rescatar a los sobrevivientes que permanecieron en los restos del fuselaje.