La Justicia continúa trabajando para esclarecer la situación generada en el Instituto de Traumatología de Montevideo, en la tarde del domingo.

Allí, tres delincuentes, fuertemente armados, liberaron a un preso del penal de Libertad, que había sido trasladado por una ambulancia privada, a la capital del país.

Tal como se ve en los videos de las cámaras de seguridad, los delincuentes efectúan varios disparos en el lugar.
Desde el personal de la salud que trabaja en el lugar, se habla de más de 15 tiros, muchos de los cuales quedaron en las paredes del centro de salud.
Milagrosamente, no resultó nadie lastimado.

De acuerdo a las versiones, el preso fue trasladado a una consulta médica, pues se habría fracturado un dedo, haciendo pesas en el predio del penal. La Justicia citó al director del penal y al médico que lo derivó a Montevideo.

 

Traslado

El traslado de presos, generalmente se realiza en una ambulancia del propio penal, pero en este caso, se contrató a la empresa TAMED que tiene su base en Libertad.

De acuerdo a la información aportada desde TAMED por el Dr. Andrés Sena, a campociudad.com, el protocolo para estos servicios indica que el preso viaja junto a dos policías en el habitáculo posterior de la ambulancia.
El preso, durante el viaje va esposado a la camilla, además de tener grilletes en sus manos y piernas.

En este caso, cuando llegaron al Instituto de Traumatología, el conductor estacionó la ambulancia en la entrada principal y, mientras los policías bajaban al preso, fue a comprar comida.

Cuando retornó ya se había dado el ataque de los delincuentes y el preso había desaparecido en el auto gris.

En la tarde del domingo, el conductor debió prestar declaración durante varias horas.