Anoche a través de Canal 10 de Montevideo, se pudo ver la eliminación de la estudiante de arquitectura Sibila Ibarra.

Ahora sólo quedan cinco competidores: Leticia Cicero, Lourdes Galván, Martin Méndez, Nicolás Rolandi y Nilson Viazzo.

Y dos de ellos, Leticia y Martín, son vecinos de Libertad.

Ambos, con diferentes perfiles y con distintos estilos para cocinar, se han ganado su derecho a estar en el programa más visto de la televisión nacional.
En el programa emitido este lunes, en la primera parte, los participantes recibieron “visitas muy especiales”. La mamá de Leticia y la hermana de Martín, los acompañaron y pudieron disfrutar del primer plato de los cocineros.

De acuerdo a la información aportada hoy por El Observador “MasterChef sigue siendo el programa preferido de los uruguayos cada lunes. Este último programa midió 16,2 puntos, lejos de su competidor en horario, Showmatch, que se emite por Teledoce y que midió 6,9 puntos.”

 

Leticia Cicero

Tiene 35 años y vive en Libertad -San José-. Tiene tres hijos, de 1, 3 y 4 años. Se define como detallista, innovadora, aplicada y le cuesta delegar.
Es ingeniera química con un Master en Gestión de Residuos. Eligió la carrera por su familia: el abuelo y la madre se dedicaban a lo mismo.
Trabajaba haciendo análisis químicos, pero dejó el trabajo el año pasado. Estaba sin saber qué hacer, cuando vio que se abrían las inscripciones para MasterChef Uruguay. Había visto la versión española -vivió allí durante un año- y decidió presentarse porque su pasión es la cocina.
Dice que “nunca es tarde” para “hacer un giro en la vida” y le gustaría tener un restaurante o una escuela de cocina.
Chefs de referencia: Ferran Adrià y Osvaldo Gross.
Plato estrella: lomo a la Wellington.

 

Martín Méndez

Tiene 41 años y es de Libertad, departamento de San José. Es casado y tiene 2 hijos.
Es comerciante, trabaja en una barraca con su hermana.
Cocinar le sirve para desenchufarse y no deja que nadie se acerque porque la cocina es su mundo. Es competitivo y no le gusta perder a nada, pero es leal y le gusta “ser derecho en todo”.
Le gustaría llevar la cultura gastronómica a su departamento y a todo el interior. Es fanático del formato MasterChef, miró los programa de muchos países, y se puso muy feliz cuando se enteró de que se iba a hacer en Uruguay. Para él, “estar en MasterChef Uruguay es como ser futbolista e ir a un Mundial”.
Chefs de referencia: Heston Blumenthal y Ariel Rodríguez.
Plato estrella: cazuela de mondongo.

Martín volvió a la cocina de MasterChef Uruguay, luego de ganar un repechaje para ocupar el lugar que dejó vacante Mercedes tras su renuncia.

 

Fuentes: El Observador y web de Master Chef